Criterios ASG: Qué son y por qué influyen tanto en el mundo empresarial

¿Qué son los criterios ASG?

Los criterios ASG son los aspectos medioambientales, sociales y de gobierno corporativo que afectan al progreso humano y, por ende, al mundo empresarial y financiero. Por tanto, los criterios ASG son un conjunto de reglas a seguir por las empresas a la hora de tomar decisiones.

De este modo, los criterios ASG evalúan las inversiones u otras acciones financieras más allá de su rentabilidad o rendimiento económico. Esto permite que el sector empresarial se analice desde distintos prismas, más allá del puramente económico.

Criterios medioambientales

Son los parámetros que atienden al impacto directo o indirecto de la empresa en el medio ambiente. Este criterio es aplicable a cualquier negocio, empresa u organización. Por ejemplo, un despacho de abogados que consume luz, agua y genera residuos puede mejorar y reducir su impacto medioambiental. Mientras que una empresa industrial, aunque tiene unos criterios medioambientales más exigentes, puede vigilar los niveles de las emisiones de CO2 o utilizar energías renovables para su desempeño.

Los criterios medioambientales son cada día más valorados por las organizaciones y los usuarios finales, ya que denotan transparencia, compromiso y calidad empresarial.

Criterios sociales

Estos criterios ASG son los que responden a la relación de la empresa con la sociedad en su totalidad. Es por ello que los aspectos que atiende de este parámetro son muy variados. A continuación te mostramos algunos criterios sociales que puede seguir una empresa:

  • Medidas empresariales para conciliar el trabajo y la familia
  • Medidas de igualdad de género
  • Formaciones para empleados
  • Reducción de horas extraordinarias
  • Colaboración con proyectos educativos y/o culturales.

El compromiso social de una empresa mejora la imagen de marca y la percepción de la empresa por la sociedad. Esto beneficia no solo de forma económica en la rentabilidad, sino también en la captación de talento y en la fidelización de los clientes potenciales.

En este criterio, las grandes empresas ya están incorporando a sus plantillas la figura del CDO (Chief Diversity Officer), la persona encargada de velar por la igualdad de género en las empresas.

Criterios de Buen Gobierno

Los denominados criterios de buen gobierno son aquellos parámetros que velan por los intereses de todas aquellas personas a las que le afectan las decisiones empresariales.

De este modo, este parámetro ASG ya no se centra en los intereses financieros de los accionistas, sino que atiende a otros intereses personales. Además, este parámetro ha dejado de ser un criterio para grandes corporaciones y ya está presente en empresas de menor tamaño, en las que se protege los intereses de todas aquellas personas a las que les afecten las decisiones que tome la organización.

Hay que tener en cuenta que los criterios medioambientales, sociales y de gobierno corporativo no son rígidos e inmutables, sino que varían en función del contexto socioeconómico, cultural y medioambiental en el que se encuentra la sociedad en cada momento.

Por todo ello, las finanzas sostenibles y todos aquellos ejercicios empresariales que estén alineados con los criterios ASG y la sostenibilidad, deben ser el presente y el futuro de la sociedad y el sector empresarial.

¿Cómo afectan los criterios ASG al mundo financiero y empresarial?

Todas aquellas empresas que integren los criterios ASG reducirán sus riesgos y se beneficiarán a través de la innovación que aportan la adopción de estos criterios en su cultura empresarial.

A pesar los esfuerzos económicos y humanos que conlleva adoptar y mantener los criterios ASG, apostar por una filosofía empresarial sostenible implica una innovación en las funciones empresariales, desde el CEO hasta el resto de cargos directivos como el CTO, CFO, COO e incluidos los trabajadores.

Por tanto, entre los beneficios de apostar por criterios ASG se encuentra el de la propia innovación empresarial al redirigir los criterios de inversión y de financiación.

Así pues, la educación financiera y, en especial, en finanzas sostenibles, se antoja necesaria para adoptar los criterios ASG. Desde #MujeresQueTransforman, ponemos a disposición distintas becas para mujeres que quieran impulsar su carrera profesional en el sector financiero y/o tecnológico.

Becas y programas para mujeres